Lluvia de balas en open deja un muerto y cuatro heridos

La madre de Jeison José Figueroa (19) vive con el temor de perder a sus dos hijos en manos de Heroian Fernández, alias el «Burro» y líder de una banda con el mismo nombre. Una vecina llamó, el pasado jueves a las 11.30 de la noche, a la progenitora de los Figueroa y le contó que en el barrio Virgen del Carmen, parroquia Ildefonso Vázquez, su hijo había recibido cinco impactos de bala mientras se encontraba en un open.En la balacera murió Andry José Palmar (17) y también resultaron heridos Blaimar de Jesús González (19), y un adolescente especial.

En la emergencia del Hospital Adolfo Pons, Margarita González, esposa de Jeison, relató detalladamente lo sucedido. Hace dos meses la familia Figueroa interpuso una denuncia en la Fiscalía contra el «Burro», por presuntamente vender drogas en la esquina de la casa; motivo suficiente para que el delincuente comenzara a amenazarla con asesinar a sus hijos, «cada vez que la veía le decía lo mismo». 

La música estridente que provenía de una miniteca llamó la atención de Jeison, caminó hasta el lugar, observó a unos amigos recostados en el bahareque de la casa 22-121, decidió acercarse para unirse a la fiesta. Se detuvo en la acera, subió un escalón, y en fracciones de segundo cinco hombres armados lo abordaron por detrás.

Uno de los delincuentes le asestó un balazo en un pie, al sentir el impacto se dio la media vuelta, miró a sus agresores con detenimiento, pudo reconocerlos, eran los mismos sujetos que habían amenazado a su madre ocho semanas atrás. Luego de hacer contacto visual con Saime Fernández, apodado el «Juancho», este le propinó cuatro balazos, dos en el pene y dos en un muslo.

Contra todo pronóstico, Jeison sobrevivió al ataque, corrió despavorido entre la muchedumbre mientras era perseguido por los jíbaros. En el momento preciso en que escapó, los delincuentes continuaron efectuando detonaciones; Andry José Palmar, que estaba detrás de él, recibió cuatro impactos de bala: dos en la pierna y otros dos en la rodilla, cayó muerto en el sitio ante la mirada atónita de sus amigos.

El pánico invadió a los presentes, las detonaciones eran consecutivas, donde quiera que se miraba caía una persona, así lo detalló Gustavo Palmar, hermano del occiso, quien también se encontraba celebrando en el open. En una camilla del Pons, Blaimar de Jesús González comentó que tanto él como un adolescente con retardo mental que lo acompañaba esa noche resultaron heridos, una bala les penetró en la pierna izquierda. Ambos esperaban ser intervenidos quirúrgicamente ayer en la mañana para que se la extrajeran.

Una vez que los delincuentes huyeron, la comunidad del barrio Virgen del Carmen se acercó hasta la vivienda, auxilió a los heridos llevándolos en peso hasta la avenida 24 con calle 32, donde el conductor de un camión se detuvo para colaborar con ellos, subió a los jóvenes y posteriormente los trasladó hasta el hospital; Andry llegó sin signos vitales, el resto de los adolescentes luchan por sobrevivir.

La esposa de Jeison aseguró que entre los heridos de la balacera se encontraba el «Juancho». Lo trasladaron hasta el hospital junto a sus víctimas, al presentir que podían reconocerlo en cualquier momento, aprovechó un descuido de las enfermeras y escapó a la 1.45 de la madrugada de ayer.

 

NOTIZULIA / La Verdad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.