¡PRECAUCIÓN! Padres fumadores: Mira lo que puedes ocasionarles a tus hijos

Cuando un padre fumador abraza y besa a su hijo transmite toxinas que aumentan el riesgo de cáncer y que son capaces de generar problemas respiratorios y bronquitis. Los padres adictos al cigarrillo no solo perjudican la salud de sus hijos, son un mal ejemplo para ellos. Ricardo Albornoz, psicólogo marabino, explicó que la influencia de los progenitores tiene mucho que ver con la adicción al tabaco porque los seres humanos aprenden por modelamiento. Si un niño ve a su papá y a su mamá fumando cigarro, éste en el futuro consumirá estas sustancias.

Albornoz agregó que estar cerca de factores de riesgo como bandas delictivas y deficiencia de escuelas motiva a los adolescentes a consumir tabaco. El estrés y la baja autoestima impulsan a los jóvenes a fumar. Recomendó a los padres estar atentos con el cuidado de sus hijos y no darle malas influencias que lo lleven a refugiarse en el cigarro.

Guillermo Fernández, neumólogo zuliano, advirtió que el cigarrillo es uno de los elementos más tóxicos en el mundo, este posee más de cuatro mil sustancias nocivas para la salud y 60 cancerígenas comprobadas. El humo del tabaco al ser inhalado llega al cerebro y empieza la liberación de nicotina que perjudica la salud. Fernández explicó que el residuo ocasiona inflamación de los bronquios con producción de mocos, el enfisema pulmonar y el cáncer de pulmón frecuente en pacientes con vicio al tabaco. 

Aclaró que las mujeres embarazadas no deben fumar porque el monóxido de carbono desplaza el oxígeno de la hemoglobina y produce la carboxihemoglobina lo que genera un feto de menos peso y menos tamaño. Afirmó que un cigarrillo puede hacer tanto mal a una persona como 10 cigarros a otra.  

Otras enfermedades

En la sede venezolana de la Organización Panamericana de la Salud y Organización Mundial de la Salud se realizó la Reunión Nacional de Coordinadores del Programa Nacional Antitabáquico del Ministerio para la Salud en la que se discutió la asociación del cigarrillo con el cáncer de pulmón, laringe, vejiga, páncreas, cavidad oral, estómago y senos paranasales.

Las estadísticas de 2015 de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela (SAV) en conjunto con Centro de Estadísticas y Matemáticas Aplicadas de la Universidad Simón Bolívar y Laboratorios Nolver apuntó que se registraron tres mil 925 fallecimientos por el cáncer de pulmón de los cuales dos mil 354 fueron hombres y mil 569 mujeres.  

Dejando de fumar

La SAV explica que al abandonar el cigarrillo a los 20 minutos disminuye el ritmo cardíaco y baja la tensión arterial. Después de 12 horas el monóxido de carbono en la sangre disminuye a niveles normales. De dos a 12 semanas mejora la circulación sanguínea. De dos a nueve meses existe menos dificulta para respirar. En un año el riesgo de cardiopatía es 50 por ciento inferior y en 10 años, el riesgo de cáncer de pulmón disminuye hasta ser el 50 por ciento del de un fumador. 

Fernández hace énfasis en que el paciente debe dejar de fumar para evitar enfermedades. Indicó que en el caso de individuos que se resistan deben ser atendidos por un psiquiatra. Admitió que en el caso de personas con cáncer de pulmón grado cuatro no sirve de nada abandonar el vicio porque el resultado es irreversible.

Pandemia mundial 

Cerca de seis millones de personas mueren al año en el mundo por el tabaco, de las cuales más de cinco millones son consumidores directos y más de 600 mil son fumadores expuestos al humo ajeno, según estudios de la Organización Mundial de la Salud.  

 

NOTIZULIA/LAVERDAD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.