La «Reina Morena», baja de su nicho para encontrarse con sus hijos

La «Reina Morena», baja de su nicho para encontrarse con sus hijos

NotiZulia / Herly Villalobos / Iglesia

Imagen Web Cortesia

Como ya es tradición cada último sábado del mes de octubre, se realiza La Bajada de la Virgen Chiquinquirá, donde los devotos, colman la plazoleta de la Basílica ubicada en el  centro de la ciudad de Maracaibo.

La tradición relata que, a orillas del Lago de Maracaibo apareció una tablita que encontró una anciana quien la llevó a su casa. Aunque no se precisa exactamente la fecha, algunos historiadores relatan que fue el 18 de noviembre de 1709, cuando la anciana de nombre María Cárdenas,  escuchó varios golpes en la pared de su casa sobre la que había colgado la pequeña tabla.

Al principio, hizo caso omiso de estos golpes, pero debido a que eran cada vez más insistentes, decidió aproximarse al lugar de donde venían los golpes y se percató que sobre la superficie de la tablita  había aparecido la imagen de la Virgen y de ella brotaba una luz brillante. Ante tal fenómeno, la anciana salió a la calle y comenzó a gritar: «Milagro, milagro».

AL ver  aquello, la mujer relató la historia a los lugareños, que comenzaron a venerar esta advocación de la Virgen.

Posteriormente, se decidió construir un Monumento a la Virgen en el lugar donde se encontraba la casa de María Cárdenas, hoy, frente a la Basílica de Nuestra señora de Chiquinquirá.

El presbítero Eleuterio Cuevas señaló en una oportunidad, que desde 1960 a 1970, no hubo continuidad en La Bajada de la Virgen, debido a las reformas del Concilio Vaticano en Roma, pero en 1970, gracias a monseñor Roberto Lückert León, es cuando se le da un realce a esta celebración, motivado a la situación que vivían los habitantes de El Saladillo con la demolición parcial de tan querido sector.

Las personas estaban emigrando a otros lugares de la región, la mayoría para la nueva Urbanización San Francisco, ubicada al sur de  Maracaibo.

Esta manifestación religiosa permitió congregar de nuevo a la grey, y así permitir retomar esta bella tradición.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.